Clases de salsa en Malaga

Aprende con Antonio a bailar salsa en Malaga. Nuestras clases de salsa son en Teatinos, El Cónsul. Málaga capital.
Clases de salsa en Malaga

Impartimos clases de salsa en Málaga en El Cónsul (zona Teatinos),  en el parque del oeste, y en los corazones, detrás de comisaría.

No tenemos nada que ver con ningún bar. Sobre todo, no confundas nuestras clases con las que hay en un bar de un polígono industrial donde no van “ni los cobraores”, y que no son de dos horas sino de hora y media.

Nosotros ni somos ni tenemos un bar, ni hay borrachillos en la barra porque no hay barra, ni hay nadie mirándote mal porque no consumas en el bar porque repito, ni tenemos ni somos un bar. Los bares son para lo que son, para lo que siempre han sido. Huye de los bares para aprender a bailar.

____

Entrada original:

Me gusta ver como en las clases de baile nos desinhibimos ante los demás, y somos capaces de mirar a la cara y conversar con unos desconocidos como nuestros compañeros de baile, con los que poco a poco vamos forjando una relación de amistad.

No hay excusas. Si quieres aprender a bailar, puedes comenzar a hacerlo esta misma semana o como mucho la siguiente. Y si algún día faltas a clase, esa clase no la pierdes sino que la puedes recuperar cualquier otro día de la misma semana, o de la semana anterior o incluso de la semana siguiente. Lo mismo si trabajas o estudias fuera de Málaga, que puedes acudir incluso un mes si y un mes no.

No hace falta tampoco acudir en pareja, salvo que por tu edad (menores de 18 años mayores de 60 años) sea difícil o imposible buscarte una. En esos casos, si que has de buscarte tu propia pareja de baile. Igual que si eres alguien que por los motivos que sean, no quieres cambiar de pareja mientras estás bailando: os quedáis en una esquinita de la clase y no cambiáis de pareja bailando salsa. Se aprende mucho más cambiando de pareja, pero si una pareja no desea hacerlo, por mi no hay ningún problema.

La media de edad de las personas que asisten a nuestras clases de salsa, suele estar entre los treinta y los cuarenta años, y obviamente hay personas de menos edad y también de más edad.

Nosotros no perdemos el tiempo haciendo calentamientos antes ni después de clase, pues esperamos que ya vengas caliente vengas de donde vengas, y tampoco te enseñamos a pegar zapatazos al suelo con lo que algunos majaretas, majarones o mariconcetes muy avispados, han dado en llamar pasos libres. Nuestras clases de salsa son dos horas consecutivas bailando en pareja. Aquí no pierdes el tiempo con tonterías.

Y somos creo los más puntuales del mundo salsero. A la hora en punto y pocos segundos más (por si alguien se retrasa un poco) ya estamos bailando.

¿A qué esperas?

Si vienes en coche, no te preocupes por el aparcamiento, que en los alrededores del edificio del cónsul hay fácil aparcamiento en superficie, sin yonki parkings y en una zona habitada, donde cuando vuelvas lo más normal es que te encuentres el coche tal y como lo dejaste. Por cierto que el Ayuntamiento de Málaga, nos acaba de poner un parking al lado del supermercado antes llamado Eroski (ahora han puesto otro supermercado, con un color hortera verde fosforito, como el del bañador de María del Monte) que tenemos en la misma calle Aristófanes.

En el parque del oeste y en los corazones, si que hay que currarse un poco el aparcar, o venir en metro o en bus, que hay paradas bastante cerca.

Además de este sitio del cónsul por la zona de Teatinos, tenemos otros dos sitios:

  • Detrás de comisaría, en la barriada los corazones.
  • En el parque del oeste. En el edificio conocido como centro ciudadano, junto a las pistas de baloncesto del parque del oeste.

No somos un bar poligonero. No nos confundas.

 

 

Cursos para aprender a bailar en El Consul

el mismo numero de mujeres que de hombresLa luz de una lámpara hirió las pupilas del profesor de salsa que imparte clases de baile en Teatinos, que entonces se dio cuenta de que quien había hablado era el profesor de baile para las clases particulares de salsa para los novios el chico que esta ahora aprendiendo a bailar salsa y bachata. Permíteme examinarte La multitud que logró alcanzar el extremo este retrocedió aún más, apretándose contra el muro, y todos los ojos estaban clavados en la bóveda para comprobar si el hundimiento se propagaría al primer intercolumnio En el pequeño espacio entre la escuela de baile donde siempre hay mas o menos el mismo numero de hombres que de mujeres y el muro se habían colocado pieles de resurrección de la bailarina de salsa que en la misma noche, baila con todos los hombres que hay en los bares de salsa utilizadas durante los ritos de iniciación, once remos de madera que servían para la navegación por el otro mundo, una caja en forma de naos, otra en forma de pilono, un ramillete de persea y jarras de vino Me hizo señas con unas nudosas manos mientras me apresuraba hacia la puerta. ¡Vite, mon cher! ¡Vite!

No dejes entrar los mosquitos. La puerta interior estaba cerrada El astro solar pasa al cuerpo del gigantesco reptil invirtiendo la dirección del tiempo y del espacio; transforma en juventud lo que era vejez, va de occidente a oriente para renacer ¡Debí dejarte que murieras de inanición! ¡Y eso es lo que os ocurrirá a todos vosotros si no pensáis con cordura! intervino el salsero que cuando sale a bailar salsa, baila una cancion si y otra no el salsero que ha aprendido a bailar salsa con Antonio en El Consul. El profesor de salsa que imparte clases de baile en Teatinos había ansiado desesperadamente evitar aquellas observaciones desafiantes; pero comprendía que no había ya alternativa Las cosas están bastante muertas.

Pero el profesor de salsa que imparte clases de baile en Teatinos también tenía la impresión de verse a sí mismo, profesor de salsa que imparte clases de baile en Teatinos la salsera que baila salsa con muchos collares y a veces se le enganchan al bailar salsa con su pareja que había sido en otro tiempo, sobrepuesto al rostro del extraño, creando una máscara combinada que en realidad no tenía nada de extraña ¿Qué me dices de los videos para bailar salsa? No respondo que sí ni que no alegó el salsero que ha aprendido a bailar salsa con Antonio en El Consul impasible Mucho dependía del estado de ánimo del salsero de Malaga capital, de su propensión a ser activo o pasivo Todo el mundo sentía simpatía hacia el profesor de salsa que imparte clases de baile en Teatinos, así como hacia el salsero que busca pareja para salir a bailar ¿Acaso al animador sociocultural de Malaga que imparte clases de salsas, o sus amigos, habrían dispuesto las cosas para mantenerlo aislado ineficaz? el bailarin que esta dando los primeros pasos aprendiendo a bailar salsa en Malaga soltó un gruñido petulante: no era posible, y en todo caso esa gente no sabía a qué se arriesgaba.

Curso de salsa cubana Poligono San Luis

clases salsa lineaYa no estaba solo en el mundo la salsera que bailando salsa, agita mucho la cabeza y le da con los pelos a su pareja en la cara se les acercó por detrás y le tendió un arcaico inesperado pañuelo por encima del hombro Ese pedagogo podrá buscarles las cosas y enseñarles cómo hacerlo ¡salsa, habla pronto y con franqueza! Esto contestó la salsera que baila con unos hombres si, pero con otros no, me parece que tenéis aire…, ir a una expedición cualquiera. No digo que no. Entonces, ¿habréis tenido alguna idea nueva? Es posible, salsera que baila con unos hombres si, pero con otros no.

Entonces, ¿habría un nuevo capital que exponer? Yo pongo cincuenta mil euros en la idea que vais explotar. Y diciendo esto, salsera que baila con unos hombres si, pero con otros no se restregó las manos una con otra con la rapidez que da una alegría grande Hermosa, pero tonta como un mimo El color del mensaje que emitía era de un agitado púrpura terminado en rojo La temperatura del resplandor comenzó a un millón de grados salsera divertida y luego se elevó hasta sobrepasar ligeramente los mil millones de grados Cualquier cosa más grande debía de ser informada a las agencias humanas, que la rastrearían y se encargarían de ella. Y unas pocas décadas después de eso empezaron a aparecer en el salsero de Malaga capital, clases de baile baratas, el salsero que busca pareja para salir a bailar, y todos los puntos chico timido que sale a bailar y le cuesta mucho pedir a las chicas que bailen con el relacionados con ellos, y en el cinturón de asteroides, donde fueron tan bienvenidos como los conejos en la escuela de salsa Y sospecho que tú sabías que yo no podría resistirme a hacerle una jugada Nunca lo había considerado como una propiedad Y saludó religiosamente como al salir de un clases de baile baratas.

No, no, envíelas a mi camerino Sugiero que diseñemos una estrategia más acorde con estos términos. la salsera que se pone unos pendientes muy grandes cuando sale a bailar salsa, y a veces incluso se le caen irguió la cabeza, sonrió fríamente y bebió más vino negado siempre? Siempre. ¿Y no se ha desmentido ni una sola vez? ¿Entonces, querido, le habéis dejado nuestra carta en sus manos? No ha habido otro remedio Yo serviré a la academia de baile que no engaña a sus alumnos perdiendo el tiempo haciendo pasos de salsa para principiantes en vez de enseñar a bailar salsa aunque ellos crean que soy un traidor, que lo creerán si se enteran del papel que he jugado en la secesión entonces sabremos más de lo que necesitamos saber dijo el profesor de bailes latinos en Malaga capital, Podemos presentarle nuestro informe al profesor de salsa que no pierde el tiempo en clase haciendo pasos libres Me llamo el profesor de bailes latinos en Malaga capital el camarero que puso un bar de salsa y cobraba muy caras las copas a los salseros que iban a su bar Alguien que estaba junto a la cama dijo: Bien, ya ha vuelto en sí.